Publicado el 29 de Octubre de 2018





Uno de los documentos recientemente actualizados por ISO es la nueva Guía para auditar Sistemas de Gestión ISO19011-2018. En este sentido, la intención de este artículo es actualizarte en los puntos clave de este nuevo documento y en los principales cambios que contiene esta nueva Guía para auditar.

De entrada, y para introducir el tema, recordemos que ISO19011 establece una guía, muy práctica, para planificar un proceso de auditoría efectivo, desde la concepción del Programa de Auditoria hasta la finalización del proceso de auditoría, seguimiento a hallazgos y mejoramiento del propio proceso.

Como ventajas de esta nueva guía es que, si tuviste la oportunidad de conocer la versión 2011, que es la anterior, la forma y estructura es prácticamente la misma por lo que este cambio abrupto que se tuvo de la versión 2002 a las 2011 ya no se tendrá.

Con este primer punto introductorio podemos citar los siguientes puntos como principales cambios:

  • Se incluye en el estándar el pensamiento basado en el riesgo dentro de los principios de auditoria
  • Se amplía la directriz para la administración del programa de auditorías, incluyendo el programa de riesgo de auditorias
  • Se amplía la directriz para la conducción de auditorías, particularmente la sección de conducción de la auditoria
  • Se amplían los requisitos de competencia genérica de los auditores
  • Cambio del uso de la terminología. En la nueva versión se clarifica el termino proceso
  • Se amplía el Anexo A para proveer lineamientos para auditar conceptos como contexto de la organización, liderazgo y compromiso, auditorias virtuales, cumplimiento y cadena de suministro

Con estos cambios la Guía, al igual que la versión anterior, establece dentro de sus lineamientos el crear un programa de auditoría acorde a la realidad de la organización y que, como punto novedoso, dicho programa tiene que contemplar los riesgos y oportunidades tanto de la propia gestión del programa así como los relacionados con la Organización del cliente de auditoria y del auditado.

Además, la nueva guía destaca por reformular el perfil de un auditor, así como las características mínimas necesarias para abordar con éxito el proceso

En este sentido el auditor debe tener dentro de sus competencias conocimiento de:

  • Principios de Auditoria
  • Principios de los estándares de gestión a auditar
  • La Organización y su contexto
  • Las Obligaciones de cumplimiento del auditado (Requisitos Legales y otros)

Además, recordemos que todo auditor debe tener un perfil personal proactivo que favorezca a la realización efectiva de la auditoria.

Finalmente es importante mencionar que ahora la guía establece como estrategia de auditoría la realización de la misma mediante un enfoque basado en el riesgo, es decir, hoy el auditor deberá contar con los conocimientos y habilidades necesarias para centrar sus observaciones y hallazgos en evidencias que estén fundamentadas en aquellos escenarios que aumentan el riesgo para la organización

Así pues esta primera aportación de la nueva guía. Con el tiempo iremos analizando y comentando más sobre este nuevo documento que sin duda será fundamental para el éxito en la implementación de todos los sistemas de gestión

Lino Rodríguez Cisneros

Consultor Líder


Comentarios